González Automóviles celebró 26 años en el rubro automotriz misionero uniendo la familia y los negocios

González Automóviles, cumplió 26 años vendiendo y entregando vehículos Chevrolet a todo el país, y lo celebró con un emotivo brindis en la concesionaria y premios para sus clientes.

 

Ayer sábado 10 de julio, González Automóviles celebró nada menos que 26 años de trayectoria en la venta de vehículos, en la provincia y en la región.

En este sentido, realizaron un simple pero emotivo acto, donde tuvieron la palabra los trabajadores y el director de la empresa, rememorando los momentos más felices y los desafíos de cara al futuro; sin dejar de lado un agasajo a los clientes que acompañan día a día el crecimiento de la concesionaria.

“No es fácil mantener en el tiempo una empresa” empezó el emotivo discurso de Víctor Paredes, uno de los asesores de venta. El éxito depende de quienes dirijan, y sobre todo en la gente que en ella trabaja y en ella confía.

Víctor Paredes – Asesor de ventas

 

González Automóviles, es una empresa que tuvo que salir adelante, ante diferentes adversidades, y eso, en gran parte, gracias a la visión de “Rolfi” como lo conocen a Rodolfo González, director de la empresa representante oficial de Chevrolet en la provincia.

Hoy González es considerada una familia, así lo expresaron orgullosamente sus trabajadores, mediante el streaming transmitido en vivo por las redes sociales de la concesionaria, donde con orgullo celebraron sus flamantes 26 años como empresa.

 


 

26 años uniendo los negocios y la familia

 

“Mi padre, junto con otras personas, en Oberá, hasta el año 78, fue concesionario de General Motors, hasta que General Motors decidió irse del país por algunos problemas económicos, entonces la actividad como concesionario se suspendió” indicó Rolfi sobre los antecedentes de González Automóviles y los inicios de la familia González en la industria automotriz.

Luego de eso, General Motors decide volver al país en el año 1994 y el 10 de julio del año 1995 se inauguró en Posadas González Automóviles, es por eso, que la trayectoria en el rubro es mucho anterior y se remonta a la década del 50.

“Mi padre, de cada cliente era un amigo” recordó con gran emotividad Rodolfo, y destacó que, en ese sentido, él también tiene una relación de gran afecto con los trabajadores de la concesionaria, que, fuera del ámbito laboral, son sus amigos.

Entre recuerdos, que trajeron la emotividad a flor de piel, surgió una anécdota de un “momento mágico, único e irrepetible” como dijo Rolfi: en el año 2000 General Motors organizó un campeonato mundial de concesionarios de futbol; siendo, el concesionario que resultase ganador en Buenos Aires, el que representaría a General Motors en el mundial de México representando la albiceleste.

La disciplina y el trabajo en equipo permitieron que González Automóviles se consagre campeón y represente a Argentina en el país azteca.

“Usar la camiseta argentina representando a Gonzales Automóviles, a Chevrolet Argentina, hizo que los muchachos jueguen más allá de sus posibilidades” señaló Rolfi, recordando la gran hazaña, que a su vez, los convirtió nada menos que en campeones mundiales, pudiendo realizar la ansiada vuelta olímpica con la camiseta de la concesionaria, representando no solo a General Motors sino a Misiones y Argentina.

 

Esa es solo una de las innumerables anécdotas que tiene la historia de González Automóviles, la mayoría relacionadas con el rubro automotriz como las carreras del TC 2000.

 “Siempre uniendo los negocios y la familia” indicó el director de González, resaltando que se trata una empresa enfocada en sus tradiciones, en el respeto a sus asesores, en sus clientes y en la familia misionera.